Lo nuestro debiera ser tan simple como hablarte al oído antes de dormir pero estás lejos y entonces se transforma en algo tan complejo como hablarte cada vez que te tengo frente (aún sin conocerte) .-

Se busca persona con principios … sin fin 

El ave Fenix

Como bailar descalza 

Como recordar pedacitos de verano

Como beber con sed

Como comer con hambre

Como dormir con sueño (y contigo)

Como tener el pelo libre al viento

Como leer sin parar

Como sentir calor (del tuyo)

Como ver el sol 

Como el verde de tus ojos 

Como un día viernes 

Como el mejor lugar del mundo 

Como la piel más linda (la tuya)

Como llegar a la hora 

Como ir sin pensar (tú)

Como que llegues ayer

Mañana 

En dos años

Yo quemo las emociones de quien sea

Cuando quieras llegar, llegues

Porque eres eso que me consume

Puedo rehacerme después de matar a todos

Porque eres ….

Como mi ave Fenix 

-. Psyque .-

Soy lo que hiere

soy lo que quema

soy lo que sana 

porque soy también anestesia.

Soy un tumulto 

de lianas que apresan

soy el aire,

el agua

la lucha y la derrota.

Soy el sol del inframundo

cuando derrumban mi mundo.

Soy el cielo triste 

detrás de una ventana esclava.

Soy el llanto, la risa

el despliegue de las alas

de un ave que oscila,

pero también soy la fuerza

con que brota tu sonrisa,

la que a kilómetros 

mi piel eriza.

Soy la luz y obscuridad,

el café dulce con sal,

la que bebe té inglés 

no a las 4 sino a las 3.

Soy, soy, soy y soy …

lo que quiera ser

porque quiero vivir allí

donde el mundo me pueda ver. 

"Si no me devuelves los besos que dejé bajo tu cama … ¿ Cómo pretendes que me vista y me vaya ?"

-. En un avión de cristal .-

Desde aquí te veo tan lejos, tan frío que me quemo.

Desde el tiempo que vaciaste te extraño

y el reloj que pasa lento pero doliente.

Te observo a la distancia de la idealización

como un zorro astuto entre ramas 

listo para atacar donde está su saciedad. 

Me hace falta que dos bocas encajen

así como se ajustan las piezas 

de un juego de legos.

Y me pregunto desde aquí

que tal te sientes con la soledad,

¿cómo te llevas con el mundo

sin que pueda yo, llevarte a mis espaldas

o en un avión de cristal?.

¿Dónde dejamos el mundo que decoramos?

Me temo que hemos desaparecido.

Creo que me he consumido una vez más

sin saber donde estás, donde, donde…

Puedo oír una vez más como se quebrantan   

los huesos de alguien que un día

me prometí aprender a no necesitar. 

-. Y muchas cosas más .-

Me gustan las luces,

la obscuridad,

me gusta la tierra

me gusta la velocidad.

Las luciérnagas en medio del drama

y los barcos quietos.

La comida, ¡Oh!¡ como amo la comida

los libros y el café

en una mesa para tomar té.

(eso es rebeldía de la buena)

Me gustan los trasnoches,

las camas y un poco las películas.

(…) y me gustas tú. 

-. Espero tu respuesta .-

(…) y es que si quieres puedo ser quietud, puedo ser caos

podría ser simpleza mezclado con belleza,

o también puedo aprender a cocinar platos europeos

y servir el té como la cultura Inglesa.

Soy capaz de ir a la biblioteca todas las tardes y contar los libros,

de llevarlos a casa, leerlos, estudiarlos y formar nuevas historias 

sólo para que caigas en los míos como brazos de Morfeo.

Puedo salir de mi tiempo y formar parte del tuyo 

aunque mi egoísmo y espacio propio se vean alterados, desafiados

pero enamorados de tu personalidad-estruendo.

Pero a fin de cuentas, no soy más que un enredo …

dicen que las contradicciones son buenas, exactas y perfectas 

y si quieres puedo venderte el cuento, hacer que te lo creas y luego tú

ves… si me quedo para ti como un concepto o como una moraleja. 

-. ilegible .-

        (…) es que entiendo muy bien cómo crecen los arboles, cómo nacen las flores, cómo pintar un cuadro, cómo hacer café e incluso entiendo cómo funcionan los sueños y la paranoia pero te juro que no entiendo aún… cómo es que hablan los cuerpos; cómo se comunican las pieles.

-. Sólo falta mi maleta .-

      Que ganas tengo de olvidar el corazón en la casa por estos días e irme a bailar a una ciudad desconocida, con sabores nuevos, bebidas nuevas, cuerpos, almas, mentes y miradas verdaderas.

      Que ganas de cocinar por las mañanas o tomar un café mientras amanece, abriendo las cortinas de una nueva casa.

      Que ganas de estar en buena compañía; que ganas de alguien que me lleve el corazón que olvidé en casa.